1 de octubre de 2008

Pensamientos (Parte I)

Si tuviera que cambiar algo de mi vida...
la verdad, no cambiaría nada.
Porque gracias a todo lo que me ha tocado vivir,
lo que me a tocado soportar, todo lo que no hice
y lo que no debí hacer... me han hecho la mujer que hoy soy.

Una mujer algo compleja de pensamientos, quizá no muy profundos,
pero sí desordenados...
con la mente en quizás donde,
solo sé que me dejo llevar.
Sueños confusos, con gentes, lugares, tiempos que quizás existan,
o quizás no... Volar, bailar, de una habitación a otra... escenarios...

Creo ser una persona dejada y llevada a mi idea.
¿Culpa tengo acaso, si me gusta hacer las cosas a mi propio tiempo?
"Un ave libre, un ave libre eres" me dice la conciencia, pero...
¿Hasta qué punto puedo ser libre?
Dicen que la libertad de uno termina donde empieza la libertad del otro,
y eso aún no lo comprendo.
¿Es algo tangible?
¿ó alguien te dice: hey! te pasas de los límites!?
La cosa es que, quizá estoy tan ensimismada,
que no veo lo que pasa a mi alrededor.
Sin embargo, me gusta ser así... ¿qué le vamos a hacer?

Solía ser una persona sociable...
hoy mantego mi distancia.
Por ser prudente y más observadora.
Me interesa ver las intenciones.
Hoy, me cuesta demostrar el cariño,
antes no habían obstáculos.
Creo que lo heredé de mi padre.
Solo entrego mi amor y mis caricias a aquel que amo.
Ni a mi madre soy capáz de abrazar. No me nace, pero sí la quiero.

Ahora...
ahora creo tener pocos amigos...
en momentos de soledad o distanciamiento, logras ver quienes están a tu lado,
a quienes le importas, quienes búscan tu compañia, tus palabras, tu vida.
Qué pequeña se hizo la lista.
Sin embargo, aún los quiero a todos...
y no voy a encasillarlos en grupos,
simplemente ya sé con quienes realmente contar.

Soy una mujer enamorada.
Sí, me he vuelto a enamorar, pero esta vez
de una manera mucho más intensa, y espero, duradera.
Mi corazón rebosa de alegría, ya que tengo a mi lado
al hombre que me ha hecho más feliz,
y con quien quiero pasar el resto de mi vida junto.
Es una nueva experiencia, y estoy disfrutándola al máximo.
Lo amo...
Sí, lo amo tanto...

A veces me dan estas ganas locas de hacer muchas cosas,
cosas que solamente harías, sabiendo que te queda poco tiempo de vida...
Quisiera vivir a concho, sin remordimientos, ni privaciones...
pero a la vez, siento que debo ir con clama... a ir disfrutando de lo que tengo.
Soy tan impulsiva...
me ha traido más problemas que alegrías...
pero es una sensación tan rica, que no lo cambiaría por nada en la vida.
Quebrar el esquema, y ser espontánea.

Vivir... es lo que más quiero y deseo hacer.
No quiero nada...
lo quiero todo.



1 comentario:

Patty Potter dijo...

tu dices:

"A veces me dan estas ganas locas de hacer muchas cosas,
cosas que solamente harías, sabiendo que te queda poco tiempo de vida"
.....

mmmmm..
yo digo:

"como casarte?"
y tb digo:

"INVITAME!!"
jajajajaja

te adoro menita...
anda a vernos!!!