22 de septiembre de 2011

Cama de alquiler





Desnudante,
porque con las manos eres hábil
Allá, refugiados en nuestro motel acostumbrado,
encontramos las reconciliaciones
y nos amamos.

Desnudo,
eres mío
Miro tu cuerpo, tan hombre
Adonis no eres,
para los cánones que la gente tiene arraigados
Para mí eres hermoso, perfecto

Piel morena
piernas gruesas
velludas
abdómen abultado
brazos firmes, fuertes
sexo generoso
trasero redondo
espalda ancha
pies grandes, suficientes
cadera recta, proporcional
hombros apaisados
cabellera embrollada, larga, curva
ojos pequeños
nariz corta
labios carnosos
dientes separados
lengua rosada, revoltosa

Insaciable a la hora de amar
Tienes sed de caricias eternas
de miradas longevas
de palabras susurradas
de placeres perpetuos
de amor completo

En nuetra cama alquilada
somos uno
fugaces, furtivos,
cómplices
amantes

Deseo complacer tu sed
y dejarte rendido
sin aliento
muestra de todo lo que te quiero
muestra de un amor verdadero
prueba de que mi cuerpo es tuyo
prueba de que nos merecemos
señal de que fuimos hechos
el uno para el otro

No hay comentarios: