6 de diciembre de 2015

Mis Amores: G




"Como ha plantado, recoge; así es el campo del karma".
Sri Guru Granth Sahib



Con mis amigas de la villa solíamos juntarnos por las tardes, después del colegio, a dar largas caminatas por las calles y pasajes del barrio. Podíamos caminar un par de horas, simplemente hablando de la vida, los chicos, el colegio, y un sinfín de temas del día a día. Yo tenía 17 años.

Recuerdo una noche en la que había salido con mi amiga Natalia y su prima Nicole, cuando por avenida Providencia nos encontramos con dos muchachos. Nos quedamos mirando, nos reímos y seguimos caminando. Al rato después, nos volvemos a encontrar con los mismos muchachos y se nos acercan. Eran Carlos e Ignacio. Ellos nos presentaron a sus otros dos amigos, Ismael y 'G'.

Comenzamos a formar un grupo y carreteábamos casi siempre en casa del Nacho. También los chicos nos acompañaban de vez en cuando en nuestras caminatas nocturnas o simplemente íbamos a lesear todos al Zanjón de la Aguada.

De principio, a mí no me gustaba 'G', sino Carlos, o más conocido como 'El Fanta', por ser tan blanco como un fantasma. 
Pero a Carlos le gustaba a la Natalia, y a Natalia gustaba del Nacho y Nacho gustaba también de Natalia. Pronto supe que yo le gustaba a Ismael -el más pequeño del grupo- y una noche, 'esa' noche, supe que también le gustaba a 'G'.

Con 'G' nos convertimos en muy buenos amigos al principio. A veces salíamos los dos o con la Natty a caminar. Nos gustaba mucho tontear por cualquier cosa y en las fiestas casi siempre bailábamos juntos. ¡Y sí que bailaba muy bien!
Sin embargo, no me había dado cuenta que yo le atraía.

Fue una noche de marzo, creo, en que se haría cambio horario (Horario de Invierno), por lo que en vez de ser las 00:00 hrs. del día siguiente, serían nuevamente las 23:00 horas del día en curso.

Yo venía llegando de la casa de mi abuela, cuando Jacqueline -amiga de la villa y a quién le presenté a los chicos, por lo que se había hecho parte del grupo- va a mi casa a buscarme.

- Weona, te vas a morir con la noticia que supe - Me dice la Jaco, sobreexcitada. 
- ¿Qué pasa?
- ¡El Mono me dijo que le gustabas! ¡Vamos, que te está esperando!

Mono era el sobrenombre de 'G'. Todos le decíamos así.
Acompañé a mi amiga, y estaban todos en el Zanjón. Yo hice como que no sabía nada y todo fue normal. De pronto, 'G' me pide que lo acompañe a su casa a buscar algo, así que fui con él.

Fue en ese momento, en el que estábamos solos, que me confiesa que yo le gustaba y me pregunta si quería pololear con él.
Fueron muchos los pensamientos que se me vinieron a la cabeza y me di cuenta que él era un gran chico, que siempre había sido lindo conmigo, que me gustaba su sonrisa y la pasábamos bien juntos. 
Le dije que sí.

No recuerdo muy bien cuántos meses duramos juntos, pero no fueron muchos. Sólo recuerdo con exactitud el día que hice que todo cambiara y hasta el día de hoy, nos ha marcado a ambos.

Estábamos sentados cerca del Zanjón, tirando piedras al agua, contemplando la noche. La situación era incómoda y él lo notó.

- Ximena, ¿Todavía me quieres? - Me preguntó con cara seria, pero con los ojos tristes.
Lo miré y sentí una gran pena, mas tenía que ser honesta.
- Te quiero... pero sólo como amigo.

Desde días venía pensando que realmente lo veía más como un amigo que como un pololo, pero no me atrevía a terminar con él. Cómo habré sido de fría, que él mismo lo notó.

Ese día terminamos, y yo seguí con mi vida. Los del grupo me habían dicho lo mucho que lo había herido, que 'G' estaba muy triste.

Al poco tiempo, 'G' volvió a juntarse con nosotros y volvimos a ser amigos inseparables. Leseábamos juntos, nos reíamos de todo y poco a poco todo se fue dando vuelta. Llegó un punto en que lo que yo sentía por 'G' pasó a ser más que cariño de amistad y me fui enamorando de él.

El Karma supo ponerme en mi lugar. Era yo quien sufría por 'G'. Sin bien volvimos a pololear, ya nada era igual. 'G' poco se preocupaba por mí, salía a carretear con sus amigos y jamás me contaba lo que hacía. Sentía que estaba conmigo por estar, pero que él ya no me quería como yo lo estaba queriendo a él. 

Estuvimos juntos otros cuantos meses, hasta que una noche me pidió 'un tiempo' y todo se acabó.

Sufrí tanto...


Continuará...




































Pero siempre te he tenido un cariño especial. Lo sabes.


No hay comentarios: